Uruguayos

Hoy hace 191 años Uruguay declaraba su independencia. La diferencia con otros países respecto a la festividad es que no le damos pelota. Claro que hay boludos que le dedican películas a Artigas, que se pintan la cara con la banderita, pero si hay una herencia de ese gran país es… el no darle demasiada pelota a lo patrio. Mi ciudaaaaad, mi paíiiiis … siempre habrá giles.

En todo caso se me hace raro ese nacionalismo panamericano, ese deje caudillista de venezolanos, ecuatorianos, colombianos o argentinos. Una enfermedad contagiosa pero en teoría deberíamos ser inmunes, me cago también en esa supuesta hermandad latinoamericana – separaditos mejor. La vacuna tiene nombre: José Batlle y Ordoñez. Muchos admiran a Mujica, un Batlle lite, un uruguayo más, fruto de esa herencia que toca cuidar. Hoy más que nunca. En el país o lejos.

Justo en momentos en que en Europa tienen debates tétricos sobre indumentaria religiosa, o en América, donde se tiran a matar, enrolados en odio, codicia y mentira, allá, en Uruguay nada es mejor. Salvo el legado. Del que te podés nutrir para no convertirte en un tercermundista sin sentido o en un europeo hundido en la edad de piedra. Sí me late la celeste, es ese deje autodestructivo que tenemos, un dulce sufrimiento o una seudo religión que nos trajo ese laicismo tan necesario. ¿Orgullo uruguayo? Nah. Cosas básicas bien implementadas y en parte perdidas en el tiempo. Lo mejor está en casa, no mires hacia el norte. No hay nada. Y cuando estemos un poco más nivelados todos, menos agretas y corruptos, nos juntamos.

Un poco de Wiki con lo esencial del Batllismo y acordáte, fue hace unos 100 años:

La defensa del capitalismo, que jamás cuestionó la propiedad privada de los medios de producción.

Un fuerte intervencionismo económico. Los servicios públicos esenciales debían estar en manos del Estado, ya que éste era el organismo representativo de la sociedad. El Estado debía intervenir donde el capital privado fuera indeciso o temiera perder dinero, porque no estaba guiado por el afán de lucro sino de servicio público. Además, el Estado debía sustituir a las empresas extranjeras que se llevaban la ganancia fuera de fronteras debilitando así el país.

Un moderado proteccionismo.

Una legislación laboral y de seguridad social avanzada.

Un fuerte anticlericalismo expresado en la separación total entre la Iglesia Católica y el Estado.

El rechazo a la lucha de clases como forma de dirimir los conflictos sociales.

Una concepción de la vida social tomada parcialmente del humanismo, que se expresó en diversos órdenes, desde la ley de divorcio por voluntad unilateral de la mujer, a la prohibición de las corridas de toros y cualquier otra forma de maltrato a los animales.

La reforma de la organización institucional del país, implantando el voto secreto y directo para la elección del Poder Ejecutivo y transformando a éste en un órgano colegiado.

Reformas llevadas a cabo por Batlle y Ordóñez

Creación del Banco de Seguros del Estado con el monopolio de la mayoría de los riesgos.
Creación del Banco Hipotecario del Uruguay con privilegios en el otorgamiento de créditos hipotecarios para vivienda.
Creación de la UTE (Administración General de las Usinas y Teléfonos del Estado) con el monopolio de la generación y distribución de energía eléctrica y del servicio telefónico.
Nacionalización del Banco de la República Oriental del Uruguay
Creación de la Administración de Ferrocarriles del Estado
Jornada laboral máxima de 8 horas diarias y 48 horas semanales
Prohibición del trabajo de menores de 13 años
Restricción de la jornada laboral a los menores de 19
Derecho de huelga
Amparo a los desocupados
Ley de divorcio
Protección a los derechos de los hijos naturales
Creación de los liceos (enseñanza secundaria)
Instalación de escuelas y liceos nocturnos para los trabajadores
Instalación del Ministerio de Instrucción Pública
Creación de la Comisión Nacional de Educación Física
Creación de la Universidad de Mujeres
Creación de nuevas carreras universitarias (Ingeniería, Arquitectura, Agronomía, Química, Veterinaria)

Reforma constitucional de 1918 que implicó:

Implantación de un Poder Ejecutivo colegiado
Descentralización y la autonomía municipal
Laicización del Estado, separándolo de la Iglesia Católica
Constitucionalización de los Entes Autónomos (forma jurídica de las empresas del Estado)
Inscripción obligatoria en el Registro Cívico Nacional
Prohibición a los funcionarios policiales y militares de toda actividad política salvo el voto
Voto secreto
Voto universal
Representación proporcional integral.