“Los de la #FIFA son una manga de viejos hijos de puta”

Blatter eterno. Continúa la farsa, la corrupta FIFA vuele a votar a su padrino (es más bien una puesta en escena) y todo sigue igual. La UEFA ladró y poco más, a no ser que demuestre integridad y tome las riendas… saliendo simplemente de la FIFA, no necesariamente boicoteando el Mundial en Rusia. Pero les falta hagallas y, ante lo visto, no serán menos ‘influenciables’.

Lo decía claramente Pepe Mujica y casi es crucificado por los amiguitos de la Federación en Uruguay, también por aquellos que se asustaban ante las malas palabras del expresidente. Hoy sabemos (y lo sabíamos entonces): Mujica llevaba razón.

Gracioso es que ahora los sponsors se muestren idignados ante la situación, ya se sabe el rol de Nike en Brasil y no se diga más. La supuesta integridad, la conocida falsedad y la fingida indignación de muchos suena a chiste. ¿Qué periodista mediocre no sale a gritos contando del cinco estrellas en el que se hospedó? ¿Qué comentarista no se infla con un name dropping absurdo? Mucho ‘diós te bendiga’ y muchas dagas en las espaladas, así es la sociedad (o, parafraseando al gran Calamaro, suciedad…) de hoy.

Ante todo eso me quedo con la filosofía oriental de Pepe y con aquella frase, tan cierta. Sí, hoy se junta la FIFA y aplaude la corrupción y nadie tendrá el valor de frenar un sistema que reparte tanta plata. Este partido se perdió. Y si vuelve Blatter, fue goleada.