En Guatemala la Fiscalía detuvo a 18 exmilitares vinculados a casos de desapariciones forzadas en el país. Los ex altos cargos podrían ser procesados por crímenes cometidos durante la dictadura.

Pero tras la investidura de Jimmy Morales la persecución dura de los crímenes de lesa humanidad está en peligro, su campaña fue financiada por militares y difícilmente buscará la penalización de sus amigos. Ya fue cancelado el juicio contra el genocida Ríos-Montt, estos 18 militares son la primera prueba de fuego para el payaso convertido presidente…