Seguro que comer así de bien en el Líbano es fácil, pero catapultarte de Picadilly a Sidi Ifni en segundos es un logro. Es el logro de Momo concretamente.

First he took Paris, después conquistó Londres y fue mucho más allá. Mourad Mazouz es la mente creativa detrás de la historia de Momo. Realmente elcordero que comí en el restorán londinense me recordó una noche en Sidi Ifni. Ahí me preguntó el Chef si quería pescado o cordero para cenar al día siguiente. Pero ya tenés que saber hoy para mañana?, le pregunté. Claro, o mato el cordero o vamos a pescar. Brutal, cierto. Pero tuve que esperar a Momo para volver a degustar un plato como aquel en el sur de Marruecos. Si vas a Momo, pedite el Lamb Tagine

m2