Una canción destinada a la papelera virtual tuvo suerte, se llevó un video de arriba en Suphu Kachi… mejor imposible.