Tudo mal no Brasil

¿Qué pasa en Brasil? El PT perdió hace rato toda credibilidad y el cerco en torno a Lula y Dilma se cierra cada vez más. La respuesta de Dilma: darle el ministerio más alto al sindicalista ‘supuestamente corrupto’. Supuestamente corrupto como muchas de las promesas pseudo izquierdistas en América Latina. El más que necesario Impeachment contra Dilma lo vende su ejecutivo como ‘acto antidemocrático’… tudo mal no Brasil.

Screen Shot 2016-03-18 at 01.21.18

Desde Venezuela a Ecuador, desde Argentina a Brasil: la falsa zurda está acabando de minar cualquier apuesta progresista en el continente. Si apostás que Crsitina Fernández pronto estará en un penal y no en una de sus lujosas casas apenas ganás un peso. La corrupción del ‘madurismo’ es vox populi en Caracas, Dilma… y los que están por caer.

The John Calzones Way

Tal vez el camino de Yopal sea el más indicado. El alcalde de esa ciudad colombiana se llama John Jairo Torres, más conocido por su apodo, John Calzones. El alcalde se ganó el apodo porque comenzó vendiendo ropa interior femenina y la buena nueva de su elección la recibió en una celda de la cárcel La Modelo en Bogotá. Son varias las acusaciones que pesan aún hoy sobre John Calzones, pero ninguno de sus votantes dirá que no sabía que ese man era un malandro. De la cárcel al cargo público, algo más honesto que desde el populismo a la plata y de ahí a prisión.

El tiempo de la ex guerrillera Dilma está contado: su salida podría ser entre abril y mayo de este año, pero si la amiga del pueblo escuchara el clamor popular que pide a gritos su salida, se iría. Pero no. Los nazi-populistas venden pueblo y cosechan el vil metal a montones. De la mano se cargan una veta ideológica con la que poco tienen que ver. Dilma, la K y los demás han sido de lo peor para sus países, la Argentina, Brasil y Venezuela son el hazmerreír de América. Dejando de lado toda la mala vibra y el odio que sembraron sus ‘carismáticos líderes’, el legado político son economías destrozadas, eso sí, ferozmente negado por sus ciervos ciegos.

Frank Underwood y John Calzones son un fiel reflejo del politiqueo en un continente que prometía. Hoy Lula volvió a quedar sin inmunidad y su entrada en prisión es cuestión de días. ¿Comenzará desde ahí su campaña electoral? ¿Un John Calzones verde amarelo?